Leyenda Mapuche del Diluvio – KaiKai y TrenTren

Kaikai era una serpiente dueña de las aguas, o sea dueña del mar, de los lagos y de
los ríos. Un día le provocó guerra a Trenten, gran serpiente dueña de la tierra. La serpiente del mar tenia una cabeza parecida a la del caballo y quería ahogar todas las vidas humanas y animales que había en la tierra, a través del movimiento fuerte de su cola.

Frente a la furia que desataba Kaikai, Trentren vio la posibilidad de salvar a sus protegidos encorvándose, aumentando así la altura de los cerros, invitando a los hombres a subir más alto cada vez, a lo más alto del cerro, lo que logró con mucho esfuerzo y con la ayuda de Futa Chao. De pronto la serpiente mala hizo subir más las aguas, tan alto que Trentren subió a su vez tanto el cerro, que todos quedaron cerquita del sol, y de esa vez su piel es oscura; entonces la serpiente buena pudo desprender una roca que lanzó con tanta fuerza que aplastó a Kaikai, terminando así el diluvio universal. Y todos los hombres dieron gracias a Nguenechen naciendo una gran rogativa.

trentren y kaikai
KAIKAI y TRENTREN representadas en los textiles mapuche

Las serpientes Trentren y Kaikai están representadas simbolicamente en la faja de la mujer adulta (ÑIMIN TRARIWE, ñimin: dibujo o figura, tarü: atar, we: lugar) así como el hombre mapuche en acto de oración al finalizar el diluvio y las transformaciones del LUKUTUEL (orante arrodillado)


LUKUTUEL (Esquema de la figura)

 

FUTA CHAO, Significa algo así como, el Creador del Universo (EL TODO – NGUENECHEN).

FUTA (Grande, Anciano) y CHAO (Padre)

Fuente: www.cuco.com.ar