El Senado tendrá una comisión especial de los Pueblos Originarios

La senadora rionegrina Magdalena Odarda destacó la aprobación de la iniciativa y dijo que “es un hecho histórico” en la región.
 30 de marzo de 2017
El Senado aprobó la creación de la Comisión Especial de los Pueblos Originarios, que tendrá por objeto instrumentar las garantías y derechos reconocidos por la Constitución Nacional a los pueblos indígenas. Entre ellos se encuentran el respeto de la identidad e interculturalidad de los pueblos Indígenas; la prevención y protección ante actos de violencia y discriminación; el reconocimiento de personerías y de autoridades comunitarias, demandas territoriales, posesión y propiedad de tierras comunitarias; el acceso de las comunidades originarias a los recursos naturales; la capacitación para docentes y agentes sanitarios, vivienda y servicios básicos; registros de las comunidades indígenas, etc.

La senadora Magdalena Odarda (CC-ARI), quien trabajó históricamente junto a los pueblos originarios, aseguró que “contar con la voz de nuestros pueblos originarios en el Congreso de la Nación es un hecho histórico a nivel regional en materia de derechos humanos y garantías constitucionales”. También subrayó: “que haya una Comisión específica en el Senado de la Nación nos brinda la posibilidad de otorgar un tratamiento serio y oportuno a toda esta normativa específica, generando un espacio amplio de escucha y de información para todos aquellos legisladores interesados en la materia, a la vez que un ámbito de interacción cultural con quienes han resultado desoídos innumerables veces en su relación con el Estado”.

Por último, la rionegrina se comprometió a “brindar a la nueva Comisión que se está creando la relevancia y estatura que la temática merece, convocando a la misma a los más destacados especialistas de las diversas disciplinas que mantienen relación con pueblos indígenas así como a los propios interesados, a fin de que las cuestiones abordadas y las normativas a aprobarse reciban el abordaje que corresponde, en un mundo en que la voz de los pueblos indígenas ya no puede permanecer sojuzgada por la discriminación y debe ser tenida en cuenta con la importancia que se merece”.